ADHERENCIA TERAPÉUTICA

 La OMS el año 2003 definió la adherencia terapéutica como: “el grado en que el comportamiento de una persona (tomar el medicamento, seguir un régimen alimentario y ejecutar cambios en el estilo de vida) se corresponde con las recomendaciones acordadas de un prestador de asistencia sanitaria”1.

Es un concepto diferente al del cumplimiento; la diferencia principal es que la adherencia requiere el consentimiento del paciente con las recomendaciones recibidas, y expresa una coordinación entre el profesional sanitario y el paciente en la toma de decisiones que afectan a su propia salud.

Esta adherencia al tratamiento es fundamental para la recuperación y el mantenimiento de la salud del paciente, aun cuando la relación entre la adherencia al tratamiento y evolución del estado de salud es extremadamente compleja.

Los cinco perfiles distintos de pacientes

Se definen dos tipos de pacientes adherentes y tres tipos de pacientes no adherentes.
Los pacientes adherentes pueden ser clásicos o modélicos. Los clásicos generalmente son mayores con buenos hábitos de vida y buenos niveles de adherencia, aunque realmente no entienden por qué cumplen con el tratamiento. Mientras, los modélicos viven en hogares numerosos, tienen buenos hábitos de salud y su actitud colaborativa y activa determina, junto con su constancia y rigurosidad, los altos niveles de adherencia siendo no necesario desarrollar acciones específicas ellos.
Los pacientes no adherentes se clasifican en confundidos, desconfiados y banalizadores. Los confundidos son la mayoría pluripatológicos, polimedicados y crónicos, que a menudo viven solos y a los que la complejidad del tratamiento por el número de fármacos y la forma de tomarlos- les impide cumplirlo.

Los desconfiados son pacientes más jóvenes en quienes la falta de confianza en el profesional prevalece sobre su capacidad de autogestión por lo que suelen ser exigentes con su médico y con el tratamiento. Si bien son conscientes de la importancia de cumplir la terapia, la falta de una buena relación con el profesional es condicionante. Finalmente, los banalizadores son aquellos con una formación media-alta que padecen sólo una enfermedad, reciben un solo tratamiento y tienen apoyo familiar, siendo la falta de compromiso con su enfermedad la principal barrera para la adherencia y siendo poco constantes.

Bibliografía:
Adherence to long term therapies: evidence for action. Geneva: World Health Organization; 2003.

 

Adherencia Terapéutica Farmacológica

La adherencia a los medicamentos, tiene carácter dinámico y está influenciada por múltiples factores, generalmente se expresa como una variable dicotómica (adherente vs. no adherente) o bien como porcentaje en función de las dosis tomadas de la medicación prescrita durante un periodo de tiempo determinado (de 0% a 100%), que por consenso es el 80%

La adherencia y la persistencia

En este sentido, es importante destacar que la adherencia terapéutica no solo depende de cómo el paciente realiza el comportamiento (por ejemplo, el seguimiento de la dieta o la toma de la medicación), sino además también depende de por cuánto tiempo lo haga (persistencia).

En este sentido, se define la persistencia como el tiempo durante el cual el paciente mantiene el comportamiento, es decir, es la cantidad de tiempo que transcurre desde el inicio hasta la interrupción del mismo

BIBLIOGRAFIA

Dilla T, Valladares A, Lizán L, Sacristán JA. Adherencia y persistencia terapéutica: causas, consecuencias y estrategias de mejora. Aten Primaria. 2009;41(6):342-348.

Causas del incumplimiento terapéutico

La adherencia es un concepto que va más allá de la simple toma de la medicación. Abarca la implicación y el compromiso del paciente con su enfermedad, con su tratamiento y con los profesionales sanitarios que lo rodean, y es un problema complejo en el que intervienen múltiples y diferentes factores a tener en cuenta.

Algunos identificados como claves tienen que ver con el propio paciente, como la edad –los mayores tienden a olvidarse y los jóvenes a cuestionar los tratamientos-, la presencia de problemas psicológicos como depresión –en España la adherencia de estos pacientes es sólo del 28%-, o el grado de desconocimiento de la enfermedad, del tratamiento y de cuáles pueden ser las consecuencias en caso de no cumplirlo

Otros van asociados a la terapia, como el hecho de que ésta sea compleja –existiendo una relación inversa entre el número de dosis prescritas y la adherencia-; la presencia de efectos adversos; la percepción de que el tratamiento no es del todo efectivo; la aceptación y flexibilidad de la terapia; y la duración del tratamiento, la existencia de fracasos previos y los cambios frecuentes de medicación.

También el estado de la enfermedad juega un papel importante. Para aquellos pacientes diagnosticados de una sola patología la adherencia es significativamente superior (54%) comparado con los pacientes con dos o más enfermedades. Además, la presencia de síntomas es un estímulo, al actuar como recordatorio y reforzar la percepción de necesidad. En este sentido, por ejemplo, se ha visto que los pacientes con enfermedades crónicas asintomáticas, como diabetes, hipertensión arterial son menos adherentes porque no crean conciencia de la enfermedad y, en cambio, enfermedades agudas con síntomas de dolor aumentan la adherencia.

Los factores relacionados con el personal y el sistema sanitario también deben tenerse en cuenta: la falta de tiempo en la comunicación médico-paciente es un motivo para el abandono del tratamiento y, en el caso de las enfermedades crónicas, es necesario monitorizar periódicamente al paciente para garantizar el éxito del tratamiento. Finalmente, la situación social y familiar del paciente también influye. El apoyo social y emocional, un entorno familiar cohesionado y no vivir solo aumentan las tasas de adherencia. Por otro lado, el aumento del precio de los medicamentos y del copago de los fármacos financiados públicamente origina un incremento en el gasto en medicamentos del paciente y puede ser una barrera para la adherencia.

Share This
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar Cookies
Privacidad